Primer contacto con los perros

El año pasado hicimos un viaje en coche desde Cáceres hasta la antigua Yugoslavia. La mayor parte del tiempo la dedicamos a recorrer Bosnia.

Es un país extraordinariamente hermoso, de verdes montañas, ríos azules y casas de cuento… pero eso es lo único homogéneo.

Rios azules
_DSC4186

Pasamos por muchas zonas, pueblos croatas, pueblos musulmanes, pueblos serbios… Cada uno dentro de un mismo país, pero con sus escudos, sus minaretes y sus banderas. Y ciudades que eran una extraña amalgama de todos ellos, como Mostar o Sarajevo.

Habíamos pasados unos días en Mostar y seguimos nuestra ruta hacia Sarajevo. Entramos a la ciudad por la que después reconocimos como la Sniper  Avenue. Estábamos aproximadamente en la mitad de nuestro viaje, pero Sarajevo nos absorbió por completo.

Al salir el primer día del apartamento vimos un par de cachorros comiendo de las sobras de una tienda de alimentación. Les rondaba cerca un perro más grande que suponíamos  que era la madre.  Al principio no echamos mucha cuenta en ellos, eran tiernos, pero ¡en todos lados hay perros callejeros! En los días sucesivos fuimos viendo más, casi siempre en grupos de entre 3 y 6. En las plazas, en los cementerios, en los márgenes del río, por las calles… Unos en mejor estado y otros peor.

puppies

Muchos de ellos estaban etiquetados. Gracias a Amela, después supimos que los distintos colores de las etiquetas eran para identificar si estaban vacunados, castrados o tenían microchip. Nos llamó tanto la atención la cantidad de animales que vimos que buscamos información y resultó ser un problema que se mantiene desde hace años: manadas de perros abandonados, más pequeñas en las ciudades y mayores en zonas fabriles y rurales.

Todavía no habíamos decidido que haríamos este proyecto. Tan sólo andábamos por la ciudad, observábamos, reconocíamos lo que habíamos leído y visto a través de las cámaras de otros, buscábamos referencias…
Pero nos íbamos dando cuenta de que en cada rincón, los perros volvían a aparecer, distintos, con diferentes actitudes y estados de ánimo. Merodean por toda la ciudad casi convirtiéndose en parte del “paisaje”.
¿Por qué hay tantos perros? ¿Son peligrosos? ¿Cómo sobreviven? ¿No hay protectoras o perreras que se hagan cargo de ellos? Las preguntas ya habían empezado a surgir…


Si quieres ayudarnos con este proyecto puedes obtener tu recompensa desde sólo 10€ ¿Quieres formar parte?
http://www.verkami.com/projects/7933-stray-dogs-in-sarajevo

¿Quieres estar informado del proyecto Stray Dogs?

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.